HISTORIA

La vegetación es la suma total de la cubierta vegetal de una zona determinada, y está condicionada por las características del ambiente allí existente. De esas características, las de mayor relevancia son el clima y el suelo, sin perder de vista que suelo y vegetación también están influenciados por otros factores como la topografía.

Los bosques nativos chilenos son bosques templados, ya que están fuera del trópico y sometidos a temperaturas bajas en el invierno. En general los bosques templados se ubican, en forma continua, entre el río Maule (35ºS) y Tierra del Fuego (55ºS), entre el nivel del mar y el límite arbóreo de las montañas. Entre el bosque y la zona semiárida del Norte Chico de Chile (30-34ºS) crece el bosque esclerófilo, que no tiene como limitante la temperatura, sino la sequía de verano.

Como consecuencia de las características del clima y el suelo, el sur de Chile, originalmente, presentaba una cubierta de bosque exuberante, con una gran variedad de especies. Estas especies asociadas en diversos grados han constituido formaciones puras y mixtas. Estas formaciones han sido, en casi su totalidad, intervenidas por el hombre para la extracción de productos forestales, la habilitación de terrenos para la agricultura, la ganadería y más recientemente para las plantaciones forestales.

Los suelos de tipo rojo-arcillosos, que dominan mayormente la cordillera de la Costa, están poblados del tipo forestal valdiviano, de características siempreverdes, cuyas especies dominantes son la tepa, ulmo, tineo, olivillo y coihue. Sobre los 700 msnm predomina el coihue, mañío y tepa, y a mayores alturas el alerce y el ciprés de las Guaitecas.

En la cordillera de los Andes, sobre suelos de ceniza volcánica y escoria de lava, domina el coihue, tepa, mañío macho, mañío de hojas largas, lenga, ñirre, raulí, ulmo, tineo y olivillo, que constituyen las especies más significativas de los suelos cordilleranos. Estas especies se agrupan en el espacio de acuerdo a condiciones edáficas, topográficas, altura, exposición, etc.

En la depresión intermedia, sobre los suelos trumaos se desarrollaba el bosque de roble, laurel, lingue y coihue. Esta área, la más apropiada, por las características de su suelo para la agricultura y la ganadería es la que más drásticamente se ha transformado por acción del hombre, permaneciendo lo que actualmente se conoce como formación de parque de roble y laurel.

Durante la última máxima glacial (20.000 años AP) los hielos cubrieron todo Chile continental desde el nivel al sur de los 43ºS, por el norte los glaciares cubrieron, desde Chile central, de la cordillera de los Andes a los pies de la cordillera de la Costa. Es decir, los bosques se refugiaron en ciertas áreas de la cordillera costera, entre los 37º y los 39º, especialmente en la cordillera de Nahuelbuta. Posteriormente comenzaron a recolonizar el territorio, una vez retirados los hielos.