PAISAJE, SENDEROS Y ARTE RUPESTRE DE QUESALA, PUNA DE ATACAMA (Tomado de Valenzuela 2004)

El arte rupestre. Es un "artefacto" que está íntimamente ligado al espacio donde se emplaza, porque se trata de manifestaciones de la cultura y porque para su realización se modificó y alteró el espacio natural (Criado 1991; Podestá et al. 1991; Troncoso 1998). En este contexto el arte rupestre de Quesala y su entorno espacial, se traduce en un paisaje que integra significativamente rasgos naturales y culturales. El contexto espacial al que se alude considera todos aquellos rasgos, culturales o naturales, que están asociados al arte rupestre, es decir, las asociaciones arqueológicas y rasgos naturales del ambiente.

Por qué en la quebrada de Quesala?

La quebrada de Quesala se localiza en la vertiente occidental de la Puna de Atacama, una de las zonas de mayor aridez del desierto de Atacama. Se ubica a una altitud entre 3.000 y 3.200 msm, en el piso de quebradas intermedias. Integra el piso vegetacional puneño o tolar, la unidad ecológica con mayor cobertura vegetacional que cobija gran variedad de especies arbustivas. A su vez, una serie de vertientes, arroyos y otros cursos fluviales generan particulares formaciones vegetacionales de carácter azonal y de alto valor forrajero (es el caso de Tumbre). Ciertamente este espacio aparece como un ámbito más apropiado para la caza y el pastoreo que para el cultivo, aun cuando este último se puede practicar en pequeña escala, de igual modo que son posibles otras actividades complementarias como la recolección.

 

Ubicación del arte rupestre de Quesala

Se registraron 57 conjuntos de arte rupestre, en donde la técnica de la mayor parte de las representaciones es el grabado, ya sea por incisión, percusión o raspado. Hay escasos dibujos pictograbados y sólo un caso de pintura. Es distintivo el predominio de motivos figurativos y la notable escasez de motivos abstractos. Se pueden distinguir dos grupos estilísticos: (a) naturalista y (b) esquemático/antropomorfo.

El grupo naturalista es el más frecuente y comprende representaciones de camélidos del estilo Taira o serie Taira-Tulán de la zona atacameña (Aldunate et al. 1983; Berenguer y Martínez 1986; Berenguer 1995, 1996, 1999; Gallardo et al. 1999). En asociación a los camélidos (los que presentan diferentes modalidades), se hallan profusamente representadas aves y, en menor medida, felinos y zorros, todos de manera naturalista. La figura humana es escasa en asociación a estos temas. Este grupo se encuentra presente en los cinco agrupamientos de arte rupestre definidos.

Grupo naturalista: camélidos, aves y felinos naturalistas,grabados y pictograbados (Qs-1/II). (Dibujo Ana María Lemus en Valenzuela 2004).

El grupo esquemático/antropomorfo comprende diversas modalidades de camélidos, asociados a motivos antropomorfos tales como figuras humanas.


Camélidos esquemáticos, figura humana con apéndices, mascariformes y figuras geométricas rectangulares con líneas cruzadas en su interior (detalle panel Qs-56/III).

 

Agrupamientos de arte rupestre en quebrada Quesala

Primer Agrupamiento

Se localiza a aproximadamente 600 m al oeste del pueblo actual de Talabre, en un punto de ensanchamiento y confluencia con otra quebrada. En una de sus paredes y en bloques aislados en el piso, se trazaron figuras grabadas y algunas pictograbadas, de camélidos, aves y felinos naturalistas. En la pampa norte, corre un sendero en dirección E-W, atraviesa el cañón y pasa cercano al alero, siguiendo luego hacia el este y sur por la pampa sur.

Segundo Agrupamiento

Aguas abajo del alero Qs-1, el cañón se estrecha considerablemente y su topografía se torna muy accidentada hasta que Quesala se une por su margen norte a otro ramal. Aquí es posible observar arte rupestre sobre las paredes del cañón con diseños de camélidos naturalistas grabados correspondientes al estilo Taira o serie Taira-Tulán.

Tercer Agrupamiento

Se ubica a 1 km aguas abajo del Segundo Agrupamiento. Entre este agrupamiento y el anterior el cañón es estrecho y profundo (no sobrepasa en algunos puntos los 5 m de ancho), y presenta gran cantidad de sedimentos y capas de lodo que cubren las paredes hasta 2 ó 3 m de altura.

Este agrupamiento coincide con otros rasgos culturales presentes en la pampa de interfluvio norte y sur, tales como senderos en la pampa (dirección E-W) y de acceso al cañón, que corren cercanos a los paneles rupestres por el talud. También existen en la pampa pequeñas estructuras de piedra, posiblemente de almacenaje, asociadas a los senderos.

El arte rupestre comprende representaciones, ejecutadas con técnica de grabado, siendo principalmente figuras antropomorfas, zoomorfas y escasos camélidos naturalistas (éstos no asociados a los anteriores). Se encuentran, además, motivos infrecuentes en Quesala (p.e. batraciformes, zooantropomorfos, mayor cantidad de antropomorfos), en tanto son escasos los motivos del estilo Taira o serie Taira-Tulán (grupo naturalista), y están ausentes los del grupo esquemático/antropomorfo. Las figuras antropomorfas aquí representadas difieren de aquellas que corrientemente están junto a camélidos esquemáticos como sucede en el Cuarto Agrupamiento.

Cuarto Agrupamiento

Aquí el cañón se amplía extraordinariamente, se localiza la mayor concentración de arte rupestre, aumenta la cantidad de senderos y de estructuras, tanto en la planicie como en el fondo de la quebrada. Además, se encuentran en el talud varias concentraciones de fragmentos de mineral de cobre asociados a los senderos.

Este agrupamiento, posee representaciones que comprenden motivos del grupo naturalista: camélidos y aves naturalistas del estilo Taira o serie Taira-Tulán. Aparecen, además, elementos del grupo esquemático/antropomorfo que se encuentran circunscritos a un limitado sector de la Cuarta Agrupación. Se trata de camélidos esquemáticos asociados a motivos antropomorfos (mascariformes) y algunas figuras geométricas, similares a otras representaciones rupestres de la cuenca del Salar de Atacama y del Noroeste Argentino.

Dentro de este agrupamiento existe un segmento que denominamos "sector paso". Se caracteriza por la enorme amplitud del cañón y la baja altura de sus flancos. Simultáneamente a la anchura de la quebrada, se suma que el fondo de la misma es más planoúnicamente con una terraza de poca profundidad.

Estructura en pampa sur, sector Cuarto Agrupamiento.

 

Quinto Agrupamiento

El tramo aguas abajo del agrupamiento anterior se caracteriza por la escasa o nula presencia de rasgos culturales y el encajonamiento de la quebrada, que prevalece hasta la localidad de Soncor, donde se ubica el Quinto Agrupamiento, a 1.400 m una distancia aguas abajo del agrupamiento anterior.

En este sector, el cañón alcanza su máxima amplitud (ca. 100 a 150 m) y confluyen tres quebradas (Quesala, Patos y una tercera sin nombre conocido). En el fondo del valle se ubica el caserío de Soncor, un oasis verde y húmedo, con vegas, arroyos y mayor cantidad de vegetación. Este sector se caracteriza por la presencia de arte rupestre, estructuras de piedra en la pampa de interfluvio, cerámica superficial y senderos. Aunque este sector fue explorado, no se registró arte rupestre ni otros rasgos arqueológicos. Los paneles se ubican en las paredes de la quebrada sobre el talud de escombros e incluyen imágenes de camélidos naturalistas y figuras mascariformes.

 

Características geográficas de la quebrada de Quesala

La quebrada conecta dos pisos ecológicos contiguos: (a) un piso de formación de tolar a la altura del poblado de Talabre, sobre 3.000 msnm, significativo por su potencial forrajero favorable para actividades de caza y/o pastoreo y, (b) un piso de oasis de pie de puna, a 2.800 msnm en el oasis de Soncor, con potencial agrícola importante y mayor cobertura vegetacional silvestre (flora herbácea, arbustiva y arbórea), susceptible de ser utilizada mediante actividades de recolección, pero también potencialmente de uso forrajero cuando los pisos más altos sufren de escasez de forraje durante la estación seca. Junto con articular dos pisos ecológicos contiguos en la gradiente altitudinal, Quesala también comunica con zonas productivas azonales, como son las vegas ribereñas de Patos (al sur de Quesala) y de Cari (al noroeste). Tanto en Patos como en Cari, existen manifestaciones rupestres, pero sólo las de Patos son formalmente similares a las de Quesala (grupo naturalista del estilo Taira o serie Taira-Tulán).

Por otro lado, la condición geográfica de amplitud del cañón facilita el acceso a la quebrada y también su transitabilidad por el fondo en limitados segmentos longitudinales. La totalidad de los conjuntos rupestres se ubican en estas zonas de amplitud.

Así, Quesala aparece como un eje de comunicación, movilidad y tránsito entre distintas zonas productivas complementarias. Adicionalmente, la condición de ensanchamiento pudo favorecer, en episodios húmedos, la formación de vegetación ribereña y permitir el pastoreo ocasional de animales, constituyéndose también en una zona de ocupación temporal y transitoria.

 

Rasgos culturales asociados recurrentemente al arte rupestre

Senderos. Todos los conjuntos de arte rupestre coinciden con senderos que atraviesan la quebrada y otros en la pampa de interfluvio que siguen diversas direcciones. Los senderos de Quesala corresponden a senderos de origen prehispánico, reutilizados en momentos históricos y en la actualidad.

Apacheta. La presencia de una apacheta en el sector del Segundo Agrupamiento, asociada a senderos, sugiere y enfatiza el carácter de tránsito que estamos implicando para los emplazamientos de arte rupestre. Referencias etnográficas y etnohistóricas señalan la estrecha relación de las apachetas con la geografía y con ritos de caminantes (véanse Bertonio 1984[1612]; Castro 1997; De Lucca 1987; Galdames 1990; González Holguín 1952[1608]; Mariscotti 1978).

Estructuras de piedra. No registramos estructuras cuyas características arquitectónicas sugieran habitaciones permanentes. Tampoco existen concentraciones densas de material cultural superficial que reflejen ocupaciones permanentes o semipermanentes. Por el contrario, las estructuras asociadas al arte rupestre evidencian un carácter transitorio (paraderos), tanto por sus características constructivas simples, como por la baja densidad de material cultural superficial.

Las formas arquitectónicas (estructuras de piedra) se pueden asimilar a funcionalidad de almacenaje o corrales y se distinguen tres tipos: (1) Estructuras de planta circular, tamaños variables pero no mayor que 1,5 m de diámetro, con muros de piedra de hilada simple, sin argamasa, de mayor altura que los anteriores, y en algunos se cierran en la parte superior formando una especie de bóveda. Cuando no existe un cierre de la parte superior de la estructura, se confunde su uso entre depósito y corral. A veces se encuentran adosadas a piedras mayores o a la pared de la quebrada. (2) Estructuras pequeñas de formas irregulares, construidas con piedras (a veces pequeñas lajas) adosadas a una roca de mayor tamaño, formando especies de cajitas. Estas estructuras tendrían un uso como depósito y/o tal vez ritual. (3) Trojas situadas en el talud de escombros que aprovechan pequeñas oquedades naturales de la pared del cañón, cuya abertura se ha cerrado con piedras dispuestas sin orden definido.

Senderos y rutas

Información etnohistórica muestra el constante movimiento de gentes, durante épocas coloniales, entre la cuenca del Salar de Atacama y la vertiente oriental de la Puna de Atacama. Para épocas republicanas, y específicamente para esta zona, hay referencias que señalan las antiguas rutas que vinculaban la vertiente oriental andina, la alta puna, quebradas intermedias y oasis piemontanos del Salar de Atacama, de las cuales la quebrada de Talabre/Quesala parece haber formado parte. Isaiah Bowman (1941[1924]) describe la ruta que, durante las primeras décadas del siglo XX, seguían los arrieros que venían desde el Noroeste Argentino hasta Soncor y luego a Toconao y San Pedro de Atacama. De esta manera en la ruta que unía Salta con San Pedro de Atacama, el poblado de Soncor jugaba un papel importante en el abastecimiento de las caravanas de mulas, puesto que era el paradero donde los viajeros podían adquirir talaje para sus cabalgaduras.

Sendero en la pampa sur, dirección E-W, paralelo a la quebrada (Fuente: Valenzuela 2004)

 

Bibliografía citada

VALENZUELA R., Daniela. PAISAJE, SENDEROS Y ARTE RUPESTRE DE QUESALA, PUNA DE ATACAMA. Chungará (Arica). [online]. sep. 2004, vol.36 supl. [citado 05 Marzo 2008], p.673-686. Disponible en la World Wide Web

vista sobre el emplazamiento del arte rupestre Qs-8, emplazado en la parte superior del talud de escombros, en la pared de la quebrada (Tercer Agrupamiento).