Toconao (que significa andar saltando por todas partes) es un oasis con unos 600 habitantes y 2474 m de altitud, cuyas aguas dulces sin contenido de arsénico, permiten que sea el único donde se cultiva toda clase de frutas, aunque no se las encuentre a la venta en el lugar. Muy cerca de Toconao se encuentra el sector Soncor formado por varias lagunas interconectadas, donde anida el flamenco andino. El paisaje presenta un espectáculo de costrones de sal, lagunas con sal superficial en formación y una inusitada vida animal, especialmente constituida por flamencos chileno, parina grande y parina chica. Estas son aves ambientadas para vivir en aguas salobres, que se alimentan de pequeños crustáceos y algas. El caparazón de estos crustáceos provee la "carotina", responsable del color rosado de estos animales.

Volver a generalidades.

TOCONAO