BIOECOLOGíA DE LA LECHUZA BLANCA

 

 


 

Nombre científico: Tyto alba (Scopoli, 1769)

 

Nombres comunes: lechuza, lechuza blanca, lechuza de campanario (Argentina). inglés: Barn Owl; Alemán: Schleiereule; Francés: Effraie des clochers.

 

Descripción: El adulto es dorsalmente de color crema amarillento con tintes cenicientos y pintas blanquecinas. Ventralmente es blanco con puntos cenicientos. La cara presenta' dos grandes discos faciales en forma de corazón. Los ojos son relativamente pequeños y con el iris oscuro. Los tarsos se encuentran emplumados y los dedos desnudos. La hembra es de tonos más obscuros, con el dorso más pardusco y el vientre más amarillo, siendo además más grande. El macho, más pequeño, más blanco. Juvenil similar al adulto.

Medidas:    macho= 36 cm de longitud y pesa 450 g. hembra= 38 cm de longitud y pesa 490 g. La envergadura alar alcanza los 90 cm.

 

Identificación en terreno: Presenta alas largas, relativamente angostas y con extremos redondeados. La tonalidad general es blanquecina, con una figura estilizada y cabeza grande. El vuelo es silencioso, rectilíneo y con, un batido de alas suave entremezclado con planeos cortos; a veces a gran altura; otras veces puede realizar vuelos estacionarios batidos. Mientras vuela puede emitir un fuerte y estridente grito que puede repetir a intervalos: "Quichchcchchk". Los pollos pueden ser muy bulliciosos emitiendo un sonido parecido al anterior pero continuo: «Quichchchchch.». difícil de confundir con otras especies.

 

Escuchar vocalización

 

Distribución y taxonomía: Se encuentra en todo el sur de Norteamérica, Sudamérica, Europa, África, sur de Asia y Australia. Existen 35 subespecies en el mundo y en Chile habita la subespecie T. a. tuidara entre Tarapacá (I Región) y Tierra del Fuego (XII Región).

 

Hábitat: Ocupa casi todos los ambientes, incluidas zonas urbanas.

 

 

Alimentación: Consume casi exclusivamente roedores, aunque ocasionalmente también puede capturar aves e insectos. Caza al acecho y activamente en vuelo, a veces en vuelo estacionario. Tanto en la zona central de Chile como en la zona sur, diversos autores han señalado que un porcentaje importante de la dieta de la lechuza blanca está constituido por Oligoryzomys longicaudatus. Sobre un total de 1.680 egagrópilas estudiadas este roedor fue la presa más importante. Una lechuza blanca ingiere entre 50 y 150 gr de alimento diario, equivalente a 1 a 3 ratones por día. Si se considera una familia compuesta por dos adultos y cuatro pichones, el consumo será de 16 a 18 ratones diarios, totalizando unos 1.000 individuos en las 10 semanas de crianza, de este modo el impacto que tiene sobre las poblaciones de roedores es particularmente significativo.

 

Reproducción: Si la disponibilidad de alimento es elevada, puede sacar varias nidadas al año. No construye nido, aprove–chando agujeros de troncos, roqueríos y edificaciones. Pone de cuatro a siete huevos blancos. Incuba por 33 días. Se han registrado ocasionales casos de poliginia. Es conocida por su plasticidad en la elección del sitio de nidificación. Nidifica en huecos naturales (árboles, cuevas en rocas) y en muchas partes de su amplio rango en estructuras hechas por el hombre (e.g., galpones, campanarios). Indudablemente esa plasticidad la hace apta para utilizar nidos artificiales

Movimientos: Es una especie sedentaria.

 

Estado de conservación: Se considera una especie no amenazada. Es adaptable a las modificaciones ambientales y muy prolífica. Probablemente ha incrementado su población en todo el país debido a que la oferta de roedores en áreas intervenidas puede ser alta, a veces superior a la de ambientes naturales. En Apéndice II de CITES.

 

Abundancia: Es muy común pero difícil de observar debido a sus hábitos estrictamente nocturnos.

 

Fuentes:

Pavez E (2004) Descripción de las aves rapaces chilenas. En: A Muñoz-Pedreros, J Rau & J Yáñez (eds) Aves Rapaces de Chile. CEA Ediciones. 386 pp.
Trejo A (2004) Reproducción de las aves rapaces (2004). En: A Muñoz-Pedreros, J Rau & J Yáñez (eds) Aves Rapaces de Chile. CEA Ediciones. 386 pp.
 

Dibujo: Jorge Ruiz.