Image1.gif (16083 bytes)
EDICIONES

Fono-Fax 56-63-215846
Casilla 164, Valdivia. Chile
E mail: editorial@ceachile.cl
Internet: http://www.ceachile.cl/publicaciones.htm

  LIBROS

AVES RAPACES DE CHILE

AVES RAPACES DE CHILE (2004) 
A. Muñoz-Pedreros, J. Rau & J.Yañez (eds).

ilustraciones J Ruiz

PRESENTACION LIBRO “AVES RAPACES DE CHILE”
Profesor Guillermo Egli

SEMINARIO CONTROL BIOLOGICO DE HANTAVIRUS

CEREMONIA LANZAMIENTO
PROGRAMA CONTROL BIOLÓGICO Y
LIBRO AVES RAPACES DE CHILE

Santiago, Jueves, 27 de Mayo 2004

 

Estimados amigos:

 Cuando yo llegué a Chile ( y esto fue más o menos a mediados del siglo pasado….), justo había aparecido la segunda edición del libro “Las Aves de Chile, su conocimiento y sus costumbres” de los autores Goodall, Johnson y Philippi y me acuerdo que hasta logré que, en el museo, el Dr. Philippi me firmara mi ejemplar. La edición de este texto fue sin duda uno de los grandes acontecimientos en la historia de la ornitología chilena, porque con esta destacada obra se proporcionó a todos los estudios y trabajos realizados y por realizar una sólida base sistemática y científica en general. 

Pero después y sin considerar el librito “Las Aves de la Ciudad” de Victor Solar que se publicó en 1975 como anexo a la Revista “Expedición a Chile”, tuvimos que esperar casi 30 largos años hasta poder disponer, en 1985, de la primera “Guía de Campo de las Aves de Chile” elaborada por Braulio Araya, Guillermo Millie y Mariano Bernal, y recién otros diez años más tarde, con la aparición de la “Guía de Aves Acuáticas” de UNORCH en 1995, se inició un período cada vez más fructífero de entrega de textos dedicados a las aves chilenas y sudamericanas, escritos por autores nacionales y extranjeros, y hoy en día ya podríamos elaborar una lista realmente impresionante de excelentes libros disponibles para conocer y determinar las aves de nuestro país. Pero, con una sola excepción, son todos esencialmente “field guides”, es decir, hechos para ser usados en terreno y, por esta razón, se destaca aún mucho más la obra que tengo el honor de presentar ahora y que está dedicada a las “Aves Rapaces de Chile”. Si bien en este libro también se ofrece una importante cantidad de páginas dedicadas a la descripción de las rapaces chilenas y su identificación en terreno, el volumen en su totalidad va mucho más allá de una mera enumeración de las especies, llegando a ser una verdadera obra enciclopédica que reúne prácticamente todo el saber actual acerca de este grupo de aves tan especiales.

 Jamás voy a poder olvidarme del día en que, hace ya bastantes años atrás, Eduardo Pavez y Charif Tala visitaron el Colegio Suizo, causando un tremendo alboroto entre alumnos y profesores  con la inolvidable Zorba, su águila chilena viva, posada majestuosamente en la mano de su entrenador, que era protegida por un grueso guante de cuero. Este acontecimiento, por lo demás, grafica claramente el gran interés que siempre demuestra el público frente a estas aves, que por ser generalmente grandes y vistosas, cazadoras y carnívoras, siempre han estimulado la fantasía de los humanos, transformándose en imagen de fuerza y aparente valentía, y ocupando un lugar destacado en las leyendas populares y la simbología heráldica. El extenso artículo que ya el diario “El Mercurio” ha dedicado a nuestro libro en su edición del Domingo 2 de Mayo confirma plenamente esta afirmación. 

En UNORCH siempre hemos considerado el Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces en Talagante como una de “nuestras” iniciativas más valiosas y sobresalientes y en que más fielmente se han podido llevar a la práctica nuestros principales objetivos de estudio y conservación de las aves (digo “nuestras”, porque a pesar de ser, en realidad, obra de un pequeño grupo de entusiastas socios, siempre todos nosotros nos hemos sentido un poco partícipes….). Por esta razón también continuamente hemos estado presionando a Eduardo y sus colaboradores para que publiquen, de una vez, su valiosísima experiencia acumulada durante tantos años en un texto dedicado a las aves rapaces, pero ahora, viendo la fabulosa obra realizada por los editores y renombrados científicos Andrés Muñoz Pedreros, Jaime Rau Acuña y José Yañez Valenzuela a través del Centro de Estudios Agrarios y Ambientales CEA y con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, no me queda más que decirle a Eduardo, con bastante alivio, menos mal que no te lanzaste solo y supiste esperar esta magnífica oportunidad para integrar tus conocimientos con los de tantos otros excelentes ornitólogos que realizan sus estudios en diferentes lugares de Chile. 

Porque es realmente impresionante toda la información amplia, profunda y de máximo rigor científico que aportan los diferentes autores especialistas en los seis capítulos del libro, que a continuación voy a tratar de resumir brevemente y en la mejor forma posible:

En el primer capítulo “Generalidades de las Aves Rapaces”, el Dr. Roberto Schlatter, entre paréntesis el primer presidente de UNORCH, entrega una visión resumida de las principales características de todo el grupo como anatomía, reproducción y alimentación, Juan Carlos Torres, otro expresidente de UNORCH, efectúa la necesaria revisión de la lista y del orden taxonómico de las aves rapaces chilenas y Andrés Muñoz Pedreros, junto con Jorge Ruíz, describen sus características y adaptaciones más importantes, especialmente las técnicas de caza, tipos de vuelo, estructura de picos y patas, orientación y vocalizaciones.

Después sigue el ya mencionado amplio segundo capítulo “Descripción de las Aves Rapaces Chilenas”, que abarca más de 70 páginas, y en que Eduardo Pavez entrega información muy detallada sobre descripción, identificación en terreno, distribución y taxonomía, hábitat, alimentación, reproducción, movimientos, estado de conservación y abundancia de cada una de las 34 especies de aves rapaces chilenas, entre las cuales hay 21 diurnas, 7 nocturnas y 6 llamadas erráticas. Por supuesto, todos estamos totalmente de acuerdo en que las perfectas y al mismo tiempo hermosísimas ilustraciones de Jorge Ruiz le dan una complementación y un realce muy especial a este capítulo y, naturalmente, con esto también a todo el libro.

El extenso tercer capítulo, dedicado a la “Ecología de las Aves Rapaces de Chile” incluye las contribuciones de Alexander Vargas y David Rubilar Rogers sobre “La Evolución de los Ancestros de las Aves”, de Jaime Rau y Fabián Jaksic sobre “Diversidad de las Aves Rapaces de Chile”, de Christine Meynard, Horacio Samaniego y Pablo Marquet sobre “Biogeografía de las Aves Rapaces de Chile”, de Jaime Rau y Fabián Jaksic, nuevemante, sobre “Ecología de Ensambles Taxonómicos de Aves Rapaces de Chile” y de Ana Trejo sobre “Reproducción de las Aves Rapaces de Chile”.

En el cuarto capítulo con el título “Determinación y Clasificación” se presentan el interesante comentario de Manuel Tamayo sobre “Los Nombres de las Aves Rapaces de Chile y sus significados”,  el  trabajo esperado de José Yañez sobre “Recolección y preparación de muestras”, una original “Clave para la determinación de especies de aves rapaces de Chile” de Herman Núñez y Valeria Meriggio y el novedoso estudio de Jaime Rau y David Martínez sobre “Identificación de los órdenes de Aves Chilenas a través de la microestructura de sus plumas”.

En el 5° capítulo que lleva el título “Técnicas y Métodos de Estudio” interviene nuevamente Eduardo Pavez con el trabajo “Captura, Marcaje, Seguimiento y Monitoreo de Aves Rapaces Chilenas” y se incluyen, además, los estudios de César Márquez Reyes, Iván Sánchez y Jaime Rau sobre “Técnicas de Observación y Estimación de Abundancia de Aves Rapaces” y de Andrés Muñoz  Pedreros y Jaime Rau sobre “Estudio de Egagrópilas en Aves Rapaces”.

El sexto y último capítulo está dedicado al tema “Conservación y Manejo de Rapaces” y contiene, en primer término, la contribución de Charif Tala y Agustín Iriarte que, desde su posición privilegiada de representantes de CONAF y del SAG informan sobre “Conservación de Aves Rapaces en Chile”. También forman parte del mismo capítulo los trabajos de Patricia Möller, Andrés Muñoz Pedreros y Claudia Gil sobre “Programa de Eduación Ambiental y Aves Rapaces”, de Andrés Muñoz Pedreros sobre “Aves Rapaces y Control Biológico de Plagas” en que también  se alude a la importante problemática del ratón de cola larga y sus predadores alados, de Eduardo Pavez sobre el “Centro para las Aves Rapaces Chilenas”, con una detallada descripción de todas las acciones realizadas en esta institución, inclusive las espectaculares liberaciones en la cordillera en que pudimos participar con los alumnos del Colegio y, finalmente, la completísima “Bibliografía sobre Aves Rapaces de Chile” de Enrique Silva Aranguiz.

 Estimados amigos todos, después de la larga enumeración del extenso e interesante contenido de este libro en sus 387 páginas,  espero que estén de acuerdo conmigo en que es totalmente imposible entrar en un análisis más detallado de cada uno de los trabajos mencionados, porque romperíamos completamente el marco del tiempo disponible y creo que también el de la capacidad de concentración del público presente.

 Para valorar realmente la increíble cantidad de conocimientos e información que entrega esta obra, es absolutamente indispensable que cada uno de nosotros, de a poco, vaya tomándose el tiempo necesario para leer, estudiar, digerir, comentar y discutir cada trabajo y pienso que si pretendemos hacerlo en forma honrada y consciente, vamos a tener tarea para mucho, mucho tiempo……

 Por último no puedo dejar de agregar que el inmenso valor de esta publicación se incrementa aún más a través de las largas y completísimas listas bibliográficas que acompañan cada trabajo y también del “Glosario de algunos términos empleados en el libro” que hacen que la lectura sea más comprensible para un público no necesariamente muy experto en el tema.

 De manera que quisiera terminar esta presentación del libro “Aves Rapaces de Chile” expresándoles a los editores y a todos los autores mi gran admiración por el fantástico trabajo realizado y darles las más efusivas gracias en el nombre de todos los ornitólogos y amantes de la naturaleza chilenos y pienso que si pudieran decirlo, también en el nombre de todas las aves rapaces de nuestro país.

 Muchas gracias.

Profesor Guillermo Egli
Fundador UNORCH

                                                                                                                   

Contacto:
Claudia Gil Cordero
Teléfono-Fax: 56-63-215846
E-mail: editorial@ceachile.cl


CENTRO DE ESTUDIOS AGRARIOS & AMBIENTALES (CEA)